Crema: Puerro y calabacín.

Mi madre lleva haciendo esta receta de puerro y calabacín desde que mi hermana y yo éramos pequeñas y tenemos memoria. Cuando yo era pequeña, no voy a mentir, la odiaba a muerte. Dios bien sabe que jamás he sido gran fan de las verduras y quizás me haya llevado casi veinte años empezar a comerlas con gusto en vez de por pura necesidad y por motivos relacionados con la salud.

De todos modos, todo cambia y evoluciona y a medida que te haces mayor, tu paladar se acostumbra a nuevos sabores, o quizás nos gusta volver a la infancia, incluso en el espacio gastronómico, y volver a sentirnos calenticos, a gustito y en casa.

Gracias por la paciencia, mamá, al final todas esas horas de las dos peleando frente un plato dieron sus frutos.

ingredientes

– Calabacín

– Ajo

– Cebolla

– Sal, pimienta, hierbas

– Puerro

– Leche

– Quesitos

pasos a seguir

1. Se hace un sofrito con el ajo y la cebolla. Mientras se cortan en trozos grandes el calabacín y el puerro.

2. Cuando el ajo y la cebolla estén un poco doraditas, se añade el calabacín y el puerro, cubríendolos con agua.

3. Se deja cocer bien, añadiendo dos quesitos y un chorrito de leche al agua de la cocción.

4. Una vez esté todo cocido y el agua haya rebajado, se bate con la batidora.

5. Si quieres decorar un poco el plato, se puede rallar un poco más de calabacín y ponerlo sobre la crema.