Choupa

Ana tuvo un gato siamés cuando era pequeña. Lamentablemente este se escapó de casa un día y nunca fue capaz de encontrarlo a pesar de llenar el barrio de carteles y buscarlo por todas partes.

Por eso, cuando rescató a Choupa no pudo ser más feliz, ni tener más ganas de compartir su vida, su compañía y un buen montoncito de mimos y amor a esta gata tan revoltosa.

Sus ojos son espectaculares y es una gata con una vitalidad increíble, saltando todo el día por la casa por aquí y por allí, jugando con su dueña y con cualquier juguete que pudiera encontrar a su alcance… ¡La verdad es que daban ganas de llevársela a casa!

Detalles

Gatete Choupa

Lugar A Coruña, Galicia, España.

Equipo Nikon D7000. Tamron 28-75mm.

¿Te gusta?

Contact Us