DIY fondos: Madera pintada

Por fin me he decidido a crear un par de fondos de madera pintada para poder tomar fotos de pequeños objetos cotidianos, lo que se le llama, en inglés, still life photography. La verdad es que es un tipo de fotografía que me encanta y siempre he querido practicar, pero una buena iluminación y un buen fondo son esenciales. La buena luz siempre se puede trabajar, una buena ventana, jugar con los flashes… ¿pero los fondos? Pues sí, también se pueden trabajar y crear de cero. ¡Y eso es lo que hice!

Encontré la inspiración en el instagram de Cristina Colli, junto con la idea de cómo conseguir crear mi propio fondo a partir de un poco de madera y pintura en uno de los post de su blog :)

Los pasos a seguir entonces para conseguir tu propio fondo de madera son (me siento como en Bricomanía):

  • Comprar unas planchas de madera: IMG_koxurhcomo sabéis, en mi caso yo voy a lo barato por dos motivos. ¿El principal? Un presupuesto ajustado.

¿El secundario? Bueno, cuando empiezas a probar… lo mejor es invertir poco y a medida que las cosas van saliendo mejor, ir mejorándolo poco a poco. Así que compré dos planchas de 60×60 de contrachapado, que además tiene la ventaja de ser superligero y fácil de transportar de un lado a otro de la casa (en búsqueda de la mejor ventana).

  • Materiales de pintura: necesitaréis ciertos
    materiales para preparar la madera, además de algunas pinturas y pinceles.

_20160803_190122 Es importante que tengáis una buena imprimación para preparar la madera, primero para que absorba bien la pintura y segundo para que la madera esté más protegida contra el paso del tiempo. A mayores, necesitareis varios pinceles, algunas pinturas, algunas esponjitas y un paño.

Lo primero que tenéis que hacer es darle un par de manos de imprimación, os va a quedar la madera más blanquita, pero eso no es un problema para el tipo de fondo que queremos conseguir.

En mi caso además, quise hacer dos tipos de fondo diferentes: un fondo claro de tonos blancos y grises claros, junto con uno oscuro, con el negro como base, con leves tonos azulados y grises como contraste.

2016-08-03-20-23-52Una vez ya tienes las capas de imprimación y la madera preparada, tienes que decidir el look que le vas a dar.

  • Con el fondo blanco: Pinté la madera de blanco y mientras la pintura estaba húmeda, con una esponjita manchada en pintura negra, fui haciendo pequeños surcos en la madera intentando conseguir un viñeteado natural, además de darle un poco más de gracia al fondo. Hice lo mismo con otra esponjita manchada de pintura color marfil, para darle un toquecito de color diferente.
  • Con el fondo negro: Fui un poco más a saco. Directamente di las dos manos de imprimación, seguidas de una mano de pintura negra. También cuando estaba húmeda la pintura, di unas pinceladas de color azul eléctrico y blanco (que a penas se nota). Además, la pintura que compré en este caso es una pintura aceitosa, que por desgracia brilla a la luz… de todo se aprende, ¡así que vosotros tened cuidado con eso!

¡Y eso es todo amigos! Os dejo unas fotos con mis primeros resultados usando estos dos fondos, no es que sean el no va más (las fotos, los fondos molan, sobre todo el clarito) pero todo es seguir jugando, probando, disfrutando y aprendiendo.

Si probáis a hacer vuestro propio fondo, ¡avisad y compartidlo! Me encantará verlo ;)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s