Retratos: A plena luz del sol

You can read this in English here

¿Te ha tocado alguna vez sacar fotos en exteriores con luz de sol, de esta plomiza, intensa e hiperbrillante? ¿Esa que es terrible y horrorosa para sacar fotografía de retrato? Y sí, estoy hablando de sacar fotos en plena luz de sol de mediodía o media tarde. 

¡En serio! Este verano ha sido genial en Galicia, lo cual como todos sabemos es raro, porque normalmente no tenemos dos meses enteros de solazo veraniego y calor. Y es genial porque te da ganas de salir, probar cosas nuevas, retratar a un montoncito de gente y aprovecharlo lo más que puedas. Es decir, ¿qué vas a hacer si no en un sitio donde siempre hay niebla o está el cielo nublado?

Solo hay un problema con esto y es… ¿qué coño hago con esas sombras negrísimas, durísimas y horrorosas que aparecen en la cara de mi modelo? ¡Esas que son tan terribles que o tapan sin dejar ver nada, o acentúan todo aquello que quieres tapar! Por ejemplo, si le echáis un ojo a la foto de abajo veréis que hay un montón de sombras superoscuras, los ojos están achinados por el sol, media cara tapada, la luz en el hombro distrayendo la atención… es decir, no es su mejor look, ¿no? ¡No es una foto de la que nadie se sintiera orgulloso y fuera a poner de foto de perfil de Facebook siquiera!

NCK_2229

Además, ¡somos fotógrafos! Nos encantan varias cosas: Primero, las fotos bien iluminadas. Lo segundo, fotografías que la gente encuentre interesantes, encantadoras, que llamen la atención y entusiasmen al público. Quieres fotos que la gente vea y diga, ¡qué chulo, qué bonito! En vez de pensar, ¿por qué coño tiene esa cara y la mitad ni se le ve?

Ok, ya hemos analizado el problema. ¿Cuál es la solución? Pues es bien fácil, pon a tu modelo bajo una sombra grande. ¿Eres capaz de ver esa sombra enorme que dan los árboles a pocos metros detrás de mi modelo? ¡Esa es el tipo de sombra que tienes que buscar cuando sacas fotos en plena luz del día! Y si eres como yo cuando empezaba… pensando: “jo, pero si los pongo a la sombra… ¡pierdo todo el encanto de los días de verano y supersoleados, ya no será superbrillante y feliz y verano!”.

¡¡No te preocupes!! ¡Eso no pasa! ¡Aún hay un montón de luz con la que trabajar sin preocuparte! El sol estará brillando a toda potencia y reflejándose por todas partes, además, ahora ya sabemos cómo compensar un poco más la luz con nuestra cámara, ¿verdad? ¡Ahora ya somos expertos en la tríada de exposición, ¿no?!

¿Para qué buscar entonces sombra? ¡Pues para igualar la luz y crear una iluminación bonita y suave! Algo que puede hacer que tu modelo tenga su mejor cara y que funcione de manera fácil y eficaz. Además, si necesitas un poquito de luz extra para iluminar a tu sujeto y que sea el centro de atención, lo que puedes hacer es usar un reflector para balancear un poco de esa luz de sol de nuevo hacia el sujeto y darles un puntito más de luz.

NCK_2231

En este caso en concreto, saqué la foto en sombra, a contraluz, por lo que necesité ayuda del reflector para conseguir que ella tuviera un poquito más de luz.

¡Espero que este post os haya servido para sacar un truquito fácil y gratis para mejorar vuestros retratos! Si lo ponéis en práctica, comentadme qué tal ha ido y enseñadme vuestros resultados ;)

Como siempre, gracias por leer y si tenéis cualquier duda, no dudéis (jiji) en preguntar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s