Mónica Badí

Mónica es una chica con un espíritu muy sensible.

Es hipercreativa, es sutil y delicada. Le encanta la naturaleza y por eso decidimos realizar esta sesión en el Valle del Jerte en la época de floración de los cerezos.

Los árboles en flor y la delicadeza de su postura en conjunción con la expresión serena y recogida dotan a la imagen de un aura etérea de comunión con la naturaleza. La misma escena de reflexión y solemnidad se refleja en las fotografías sacadas a los pies de la cascada, así como en aquella sentada sobre las ramas del mismo.

Detalles:

Modelo Mónica Badí

Localización Valle del Jerte, Extremadura, España

Equipo Nikon D7000. Tamron 28-70mm

¿Te gusta?

Contacta