Mandala: Pablo y Ana

Esta sesión está inspirada en la película Cisne negro.

De este modo buscamos un entorno urbano y decadente, un edificio en ruinas lleno de grafittis, donde poder retratar esa parte más oscura del ser humano.  Elegimos a su vez un maquillaje oscuro, junto con un vestuario oscuro por el mismo motivo.

Juntamos de este modo la belleza de la danza y el ballet clásico, con elementos actuales y urbanos, en un entorno sucio y ruinoso, buscando una conjunción entre todos estos elementos que fuera estéticamente interesante y que reflejara emociones más duras.

Detalles:

Compañía Mandala Espacio de Entrenamiento Multidisciplinar.

Bailarines Pablo Martínez, Ana Martínez.

Localización Teo, Galicia, España.

Equipo Nikon D7000, Tamron 28-70mm.

Destaco…

Esta imagen representa la lucha constante que existe dentro de nosotros entre sombra y luz, entre ser capaces de ver el lado positivo de las cosas o dejarnos llevar por el negativo.

La postura en tensión del bailarín, el hecho de que parte de su cuerpo esté en sombra, en ese lado oscuro que muchas veces nos posee a todos, donde lo vemos todo negro y no acertamos a ver la salida. Por otro lado la luz, iluminando la escena y dando paso a la esperanza en un futuro mejor, en que mañana el día será un poquito más brillante que el de hoy.

Para ello usamos un flash externo junto con un paraguas plateado. No queríamos iluminar la escena en exceso debido a que las sombras y la baja exposición eran un factor clave de este concepto, del mismo modo que nos arriesgábamos a no iluminar lo suficiente, quedando todo en sombra. Por eso nos decantamos por este tipo de modificador de luz, que nos aportaba una mayor amplitud de rango de luz.

Bailando entre tinieblas

En esta fotografía, Ana Martinez se dejó llevar. La expresión en su rostro, los músculos en tensión… todo presenta una sensación de angustia, de movimiento, de ansia de escapar.

Es por ello que el movimiento de la falda y la posición delicada de las manos en esta imagen contrasta de manera tan fuerte. Vemos un espíritu de lucha desatado, una búsqueda de liberación y de escape. Un movimiento de fuga que no tiene por qué ser desagradable o tedioso, sino que forma parte de la escena.

Luz y sombra se funden en esta imagen, en una escena que evoca sensaciones de angustia.

¿Te gusta lo que ves?

Contacta