Estefanía Castro

Organicé esta sesión como parte de mi práctica personal con las fotografías de estudio.

En este caso trabajamos con dos grandes focos de luz fija con un par de softboxes para ayudar a difuminar la luz. Estos focos se utilizaron para iluminar el fondo negro y separar a la modelo del mismo. En las fotografías con el fondo blanco, no los usé.

Para iluminar a la modelo se utilizó una sola luz de flash con un par de paraguas como modificadores: uno blanco y uno plateado reflectante.

En cuanto al look, buscábamos algo simple y elegante, que no distara de aquello que podría llevar cualquier chica un día por la calle. El maquillaje obedece al mismo principio, salvo los labios rojos, porque… ¿a quién no le gustan unos bonitos labios rojos?

Detalles:

Modelo Estefanía Castro
Localización Santiago de Compostela
Equipo Nikon D7000, Tamron 28-70mm

Luz suave

Esta fotografía buscábamos que fuera suave.

Para ello colocamos la luz casi frente a la modelo, usando así una luz mucho más plana y evitando las sombras que pudieran darle dureza a la imagen.

La expresión es relajada y dulce. La mirada firme, destacando esos ojazos azules increíbles. La sonrisa sutil, casi tímida a pesar de que la mirada se mantenga inalterable.

El color tiende a cálido pues lo que intentamos transmitir es ese grado de dulzura que acompaña a la suavidad de la luz y la ausencia de sombras.

Split light

Cambiamos el fondo blanco a un fondo negro para añadirle mayor dramatismo a la imagen.

En este caso colocamos la luz totalmente lateral a la cara de la modelo, buscando una iluminación de tipo split. Además de un reflector en la parte izquierda para iluminar la mejilla y poder separar el rostro del pelo.

Como vemos las sombras son suaves debido al uso del paraguas blanco. Teniendo en cuenta que el fondo ya es oscuro y bastante dramático y su expresión es seria, no quería sobrecargar la imagen.

¿Te gusta lo que ves?

Contacta