Ricardo Saavedra

 

Esta sesión tenía como objetivo mostrar una cara más real de Ricardo. Un lado mucho más cercano a la realidad de su día a día, sin postureo, sin atrezzo, sin depender de nada más que un entorno incomparable, una luz fantástica y esa sonrisa imparable capaz de contagiarse a cualquiera.

La idea era sencilla, una cámara, un mar embrabecido de fondo y una luz inigualable. Sumado a un hombre terriblemente carismático estaba claro que era una fórmula de éxito asegurado.

 

Detalles:

Modelo Ricardo Saavedra

Localización Praia das Furnas, Galicia, España.

Equipo Nikon D7000, Nikkor 50mm f1.8

Featuring…

En un entorno inigualable, como es el de Furnas, quisimos aprovechar la luz dorada del atardecer para dotar un aura de ternura y dulzor esta sesión. Presentamos de este modo un retrato más cercano y amigable de Ricardo.

El contraluz ayuda a aportar esa sensación de bienestar y de calidez. A esto se une el momento improvisado, la captura sorpresa de un instante sin imposturas, un segundo de realidad que se presenta en una escena de cuento.

El caminante sobre el mar de nubes…

Una vez más decidimos utilizar la escena y sus características para hacer un guiño a una obra famosa. En este caso decidimos hacer un tributo al cuadro de Friedrich, El caminante sobre el mar de nubes.

Cambiamos la frialdad de la escena del cuadro principal por la calidez que aporta la luz dorada del atardecer. Del mismo modo, la postura del caminante cambia, ya no se encuentra frente a un mar desapacible y desafiante, ya no mira hacia el mismo con aire aventurero.

Nuestro caminante está en calma, en paz, ha recorrido su camino y ha vuelto a casa.