La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a trabajar con luz natural esto tiene varias implicaciones que tenemos que tener en cuenta cuando sacamos fotos.

Como sacar fotos en luz natural quiere decir que usamos el sol como foco de luz, por eso dependiendo de la hora del día, la dirección, calidad y temperatura (esto quiere decir el color) de la luz son diferentes y por eso van a cambiar la escena y lo que transmite. En resumen, como el sol se mueve a través del cielo la luz irá de azulada, a dorada, a “blanca” y después de vuelta a dorada y azul. Eso en cuanto a la temperatura de la luz, en cuanto a la calidad de la misma, el ciclo iría de suave a dura y de nuevo terminará en suave.

¿Por qué les flipa a los fotógrafos la hora dorada y cuándo es?

Nos referimos a la hora dorada a un breve período de tiempo (sorprendentemente mucho menos de una hora) que existe en el amanecer y el atardecer cuando el sol está bajo y la luz no solo tiene ese tono dorado, sino que crea sombras alargadas y muy suaves. La luz suave suele ser en general más agradecida porque no muestra los defectillos al tener mucho menos contraste, además esta luz en particular da un tonito cálido a las fotos muy molón.

La altura del sol a esta hora suele rondar los 20º o 30º sobre el horizonte. Es fácil distinguir cuándo es esta luz sin tener que llevar un compás, porque esta se vuelve anaranjada y las sombras empiezan a perder los bordes y a difuminarse.

Otra cosa genial de este tipo de luz, ¡es que es superfácil trabajarla desde cualquier dirección! Como la luz se suaviza, es muy fácil manejarse alrededor de tu sujeto (entendiendo este como el objeto a retratar, no solo personas, sino objetos o paisajes) y buscar otros ángulos con los que trabajar. En mi caso yo he sacado fotos en atardeceres con el sol de frente, a un lado y detrás del sujeto, aprovechando los tonos anaranjados y cálidos. Si has visto mis fotos, ¡los contraluces al atardecer son una de mis cosas favoritas! ¡El halo de luz que rodea a los sujetos es maravilloso y da una sensación tan cálida!

En caso de que vayáis a trabajar retratos con esta luz y decidís utilizar el sol para hacer un contraluz, os recomiendo usar un reflector para iluminar bien a vuestro sujeto, ya que la luz está detrás de la cara (o lo que estéis fotografiando) esta estará en sombra y acabará con un tonito bastante plano. Por eso, si reflejas un poco de luz frente a este sujeto, no solo tendrías el toque tan chulo de la luz haciendo halo con esa luz dorada tan guay, ¡sino un retrato muy cálido y casi sin sombras!

¡Hagas lo que hagas casi no hay margen de error con esta luz! 

¡Si pruebas a sacar fotos con esta luz cuéntame qué tal en los comentarios!