¿Qué es la doble exposición?

La definición es terriblemente fácil de entender. Si entendemos exposición como la imagen que se crea al exponer el sensor de la cámara a la luz.   ¿Qué es entonces la doble exposición? El resultado de combinar dos (o más) exposiciones en una sola imagen. Tan sencillo como eso.

La parte complicada viene cuando queremos crear una imagen de doble exposición. ¿Cómo podemos hacer esto? ¿Es fácil?

Os explicaré dos modos de crear nuestras propias imágenes en doble exposición y nos centraremos en su creación en Photoshop.

Tipos de doble exposición

1. En cámara

Era así como se hacía en los viejos tiempos. Incluso hoy en día, algunas cámaras tienen un modo Múltiple exposición en el menú de disparo. Esto permite tomar múltiples exposiciones y combinarlas automáticamente en una imagen final.

Puedes escoger incluso cuántas imágenes quieres que formen parte de la fotografía final. Además, dependiendo de tu cámara, podrás quedarte con las fotografías individuales, o por el contrario, tu cámara las mezclará y las compondrá en una sola imagen final, sin acceso a las previas.

Esta opción es genial si quieres crear dobles exposiciones de forma rápida. Puedes escoger dos sujetos (o más), sacar tus fotos y la cámara hará todo el proceso por ti.

¿Cuál es entonces el problema con este métodoEl control sobre las exposiciones es francamente limitada pues no serás capaz de tener ningún tipo de previsualización del resultado final y estarás trabajando a ciegas.

Por ejemplo, tomé esta doble exposición en cámara usando el modo de exposición múltiple de la misma. No es que me disguste, en realidad hasta me tiene cierto encanto, pero sin embargo no es una foto espectacular. Seguramente este modo sea más útil para sacar imágenes de un mismo sujeto en diferentes posiciones, superpuestas dentro de una misma imagen.

2. En post

Cuando decimos que vamos a crear una imagen en post, nos referimos a que vamos a trabajar en esas fotografías una vez sacadas.

En este caso, sacaremos las fotos necesarias para nuestra foto de forma independiente. Después seleccionaremos las imágenes que vamos a necesitar y trabajaremos con ellas en Photoshop, o algunas aplicaciones para móviles.

Obviamente, este método da mucho más trabajo pero tiene una ventaja muy importante y es que puedes ver lo que estás haciendo mientras lo haces, con lo cual puedes ir observando el resultado final.

¿Cómo creamos la imagen en Photoshop? ¡Vamos a revisarlo paso a paso!

Pasos para crear tu imagen en Photoshop

1. Abre ambas imágenes en Photoshop en el mismo documento. Abrimos Photoshop y vamos a Archivo>Secuencia de comandos>Cargar archivos en pila. Se abrirá entonces una nueva ventana y se seleccionan los archivos que queremos abrir.

2. Limpiamos el fondo de la foto que usaremos como principal. En este caso, he cogido una foto de Elijah Hiett desde la plataforma de Unsplash. En mi caso, teniendo en cuenta que el fondo era de un color distinto al resto lo seleccioné con la varita mágica, borrándolo directamente para dejarlo blanco. Seleccionamos entonces al sujeto y creamos una máscara de recorte con él. Recordad que cuando usamos una máscara de recorte, si pintamos en ella con negro, aquello que coloreemos será invisible en la imagen final.

3. Seleccionamos la imagen que vamos a usar en la doble exposición como “sustituto” o relleno. Una vez que estemos en esa capa aplicamos la máscara de la capa anterior clicando en ella y presionando ALT (en PC) podremos desplazarla a esta nueva capa de trabajo. En mi caso, la imagen de relleno está tomada también de Unsplash y fue sacada por Jay Mantri. Como podéis comprobar, la selección del perfil del muchacho queda sobre la imagen de los árboles con la niebla.

Antes de dar el siguiente paso, clica en la imagen de la cadena y desvincula la máscara de la capa. Haremos esto para poder mover de este modo la imagen como queramos, transformarla, rotarla… sin que esto tenga ningún efecto en la máscara.

4. Duplicamos la primera capa y creamos una Máscara de ajustes>Niveles. En esta capa, moveremos las barras de modo que creemos más contraste, oscureceremos las sombras y aumentaremos las altas luces. Este punto se basa todo en jugar y encontrar el modo que más os guste y os convenzca. En mi caso, también creé una capa de Blanco y negro para eliminar los colores, por darle un aire un poco más soñador.

5. Retoques finales. Volveremos entonces a comprobar los niveles, ver si tenemos que pintar algunos bordes que no hayan quedado del todo nítidos, pintar algunas partes del mismo color que el fondo, usar más máscaras de recorte para eliminar partes de las imágenes que no aporten nada… Y si quieres ser un poco más creativo, podrías añadir gradientes de color o incluso cambiar los colores naturales por algunos extraños. ¡Quizás funcione!

Esto es todo lo que os puedo decir sobre la doble exposición, también sé que hay un montón de aplicaciones para el móvil que hacen este proceso de manera muchísimo más fácil, por lo que son una buena opción a la hora de jugar con este concepto y tener resultados chulos. ¡Yo seguiré practicando esto y me encantaría saber vuestra opinión! ¿Lo habéis intentado? ¿Os gustó? ¿En realidad es un montón de trabajo para nada? ¡Dímelo en los comentarios!

A %d blogueros les gusta esto: